fbpx
Guía Emocional

Cómo lograr Bienestar Mental

«Entrenando la Mente para sentirnos mejor.»

Por Psic. Elena  Tangüis

¿A qué nos referimos cuando hablamos de salud mental? Se presta mucha atención a trastornos mentales, problemas psicológicos, desviaciones, alteraciones, etc. Sin embargo, el bienestar o salud mental es más que la ausencia o mejora de enfermedad, está relacionado con sentirnos bien con nosotros mismos, con los demás y con nuestro entorno.  Nuestro bienestar mental es lo que nos permitirá experimentar lo que tantos deseamos para nuestras vidas: felicidad, amor, tranquilidad y armonía, esto se puede lograr con consciencia y práctica.

Veámoslo de este modo: Nuestro cuerpo necesita un cuidado continuo que nos permita obtener mayores niveles de energía, sentirnos recuperados por las mañanas, sentirnos fuertes y capaces de lidiar con las exigencias del día a día, para ello debemos recurrir a hábitos saludables que propicien nuestra salud física. Lo mismo sucede con nuestra mente, debemos garantizar una salud mental en nosotros mismos, esto se logra ejercitando nuestra mente diariamente. Nuestros procesos mentales como pensar, recordar, crear, sentir, imaginar, pueden estar orientados a proporcionarnos bienestar. Nuestro cerebro trabaja todo el tiempo, nunca descansa, por lo tanto es necesario darle un buen cuidado y una buena nutrición.

Podemos lograr un estado óptimo cuidando lo que pensamos, sentimos y hacemos. Para ello cultivemos los siguientes hábitos:

  1. Selecciona la información que recibes

Sabiendo que tu cerebro interpreta y utiliza la información que registra del entorno, es mejor seleccionar adecuadamente lo que ingresa a tu mente a través de tus sentidos, ¿has prestado atención a lo que percibes todo el tiempo?, ¿Qué estimulación audiovisual estas recibiendo, qué miras, qué escuchas la mayor parte del tiempo, que estás leyendo, sobre qué te estás informando, sobre qué temas se tratan mayormente tus conversaciones?. Es importante dar atención a la información que está ingresando del exterior, al menos voluntariamente, esta información está nutriendo tu mente o la está arruinando y contaminando, es así de simple.

  1. Selecciona información positiva

Elige lo que ves y escuchas ya sea en los medios de comunicación desde la televisión, cine, radio e internet. Si la información es sobre problemas, guerra, violencia, sufrimiento, evítalos, es mejor no prestar demasiada atención a estos temas; solo digo que no inviertas la mayor parte de tu tiempo en ello, porque te conllevará a sentirte emocionalmente alterado. Opta por conversaciones agradables, o por leer un libro que te proporcionará emociones agradables, haz lo mismo con lo que ves en las pantallas.

  1. Evita relaciones tóxicas

Elige a las personas con las que te rodeas la mayor parte del tiempo, si puedes elegir con quien compartir tu tiempo, pues opta por alguien con quien puedas mantener conversaciones productivas, satisfactorias y entretenidas, donde puedas aprender.

Evita recibir de las personas quejas, pesimismo, noticias desagradables, información negativa sobre los demás, etc. Y opta por rodearte de personas que te transmitan amor, tranquilidad y optimismo. Los últimos estudios sobre neuroplasticidad hacen referencia  sobre lo siguiente: Unos momentos de compañía con alguien con quien puedas compartir información de utilidad para tu mente, literalmente cambia tu cerebro, y de esta manera lo estás ejercitando y entrenando. Recuerda el objetivo es tu bienestar emocional y para ello necesitas cultivar tu mente.

  1. Nutre tu mente

Alimentación sana, el cerebro es un órgano y como tal necesita estar bien nutrido para funcionar óptimamente, y esto se puede lograr eligiendo una alimentación saludable que aporte los nutrientes que tu cerebro necesita para realizar mejor las conexiones neuronales, como son las grasas esenciales, vitaminas, minerales y aminoácidos. Evita el exceso de alimentos muy estimulantes,  alcohol y todo tipo de drogas. Siempre es importante balancear nuestra alimentación y consumir agua pura. En otra oportunidad nos centraremos en aquellos alimentos óptimos para nuestra mente.

  1. Respiración y actividad física

Una respiración adecuada también es crucial para el buen funcionamiento de nuestra mente, por ello se recomienda ejercicios de respiración profunda, actividad física, que además de favorecer la respiración, permite la canalización de emociones desagradables y la generación de emociones agradables, puedes comenzar realizando 30 minutos diarios.

Ten presente lo siguiente: así como es importante cuidar y mantener limpio nuestro cuerpo también es necesario nutrir, cultivar, entrenar y mantener una higiene mental si queremos sentirnos bien, lograr un balance emocional, experimentar relaciones interpersonales agradables y tener una verdadera salud mental.

De nosotros depende garantizar nuestra salud mental, solo de nosotros porque nosotros elegimos nuestras experiencias y las actividades a las que le dedicamos mayor tiempo. Comienza ahora.

 

Elena Tangüis De La Torre

Elena Tangüis De La Torre

Mi especialidad es desarrollar salud emocional y bienestar mental en los niños, comprometiendo y entrenando a los padres en este maravilloso proceso. Soy Licenciada en Psicología, Coach, Terapeuta Cognitiva y de Ayurveda.
Mi misión es promover relaciones saludables entre padres e hijos, a través de la crianza amorosa-respetuosa y del crecimiento personal de los padres, garantizando así un desarrollo sano y feliz en los niños; pienso que de esta manera formamos personas mentalmente sanas para el mundo.

Alimenta tu mente y únete a nuestra comunidad.

Síguenos

Alimenta tu mente y únete a nuestra comunidad.

* requerido

Síguenos