fbpx
Guía Emocional

Decidir desde el Amor

“Cuando vivimos desde el amor nos sentimos plenos.”

Por Psic. Elena M. Tangüis

En la vida existe una emoción básica que en ocasiones dirige nuestras acciones, nuestras intenciones y decisiones. Es el miedo y lo explicaremos como aquella emoción que nos mantiene en estado de alerta y nos advierte del peligro y del sufrimiento. Si bien es cierto, nuestro cerebro está constituido para advertirnos del peligro y prepararnos para la lucha o huida, garantizando así nuestra supervivencia, esto solo debería suceder en situaciones de peligro real, porque actuar desde el miedo para protegernos por temor a pensar que algo negativo puede suceder, aún cuando no está sucediendo, solo proporciona insatisfacciones, desgaste energético, así como preocupaciones, incertidumbre, inseguridad e inmovilización, es como una falsa manera de vivir porque estás viviendo en lo que podría pasar, no en lo que está pasando.

Sin embargo, la tendencia es buscar seguridad y comodidad, y por eso tomamos decisiones basadas en evitar el peligro, por ejemplo: cuando aceptamos un empleo que no cumple nuestras expectativas, pero creemos que no tendremos mayores oportunidades ya sea porque la oferta laboral es escasa o porque no somos muy capaces; entonces aceptamos el empleo que no queremos por miedo a no conseguir otro. Esto con el tiempo suscita quejas, reproches, insatisfacciones, infelicidad e intranquilidad. Cuando optamos por una alternativa solo para evitar que algo negativo nos suceda, estamos viviendo desde el miedo.

Afortunadamente existe también el amor, esta sensación inherente al ser humano y que todos llevamos dentro. Existen muchas maneras de definir el amor, pero en esta oportunidad nos referiremos al amor como aquel sentimiento que nos conecta con una sensación de bienestar, plenitud y alegría, tanto con nosotros mismos como con nuestro entorno. Vivir desde el amor es decidir y actuar para sentirnos bien, es revelar nuestros deseos más profundos y sintonizar con una sensación de calma.

Podemos evaluar al tomar una decisión importante si lo hacemos desde el amor o desde el miedo, solo necesitamos realizar las siguientes preguntas: ¿Por qué lo estoy haciendo, para evitar algo o porque es lo que realmente quiero para mi? Y permítete observar qué sientes, qué emociones te inundan al responderte, solo así sabrás en base a qué estás viviendo. Si tus respuestas son “lo hago para evitar que…”, “porque no quiero que me suceda tal cosa…” entonces estás actuando desde el miedo. Si por el contrario, te respondes con frases como “porque mi ser más profundo así lo desea”, “porque me siento bien con ello”, “porque me lo merezco” o “porque es lo quiero hacer realmente”, entonces estás actuando desde el amor. Y ésta es la manera de garantizar plenitud en nuestra vida, ya sea en nuestras relaciones familiares, amicales, de pareja, en nuestro desempeño profesional o laboral, etc. Siempre las decisiones más importantes de nuestra vida son tomadas desde el amor, y así evitarás frustraciones, decepciones, y dolor. Porque cuando vivimos desde el amor nos sentimos colmados, todo parece salirnos bien porque es lo que realmente deseas, eres sincero y fiel contigo y con la vida, porque pides lo que realmente necesitas, no hay reproches, solo debes tomar consciencia cuando se presente un dilema y la mejor decisión siempre es tomada desde el amor.

 


Guía Emocional le da la bienvenida a voces variadas de diferentes especialistas y conocedores en varios campos relacionados al bienestar mental y emocional. Compartimos escritos de diversos autores con un amplio rango de opiniones, las mismas que no necesariamente reflejan la nuestra.

 

Elena Tangüis De La Torre

Elena Tangüis De La Torre

Mi especialidad es desarrollar salud emocional y bienestar mental en los niños, comprometiendo y entrenando a los padres en este maravilloso proceso. Soy Licenciada en Psicología, Coach, Terapeuta Cognitiva y de Ayurveda.
Mi misión es promover relaciones saludables entre padres e hijos, a través de la crianza amorosa-respetuosa y del crecimiento personal de los padres, garantizando así un desarrollo sano y feliz en los niños; pienso que de esta manera formamos personas mentalmente sanas para el mundo.

Alimenta tu mente y únete a nuestra comunidad.

Síguenos

Alimenta tu mente y únete a nuestra comunidad.

* requerido

Síguenos